InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Tortuga morrocoy Imprimir E-Mail

Geochelone carbonaria 

La tortuga Morrocoy es terrestre y vive durante muchos años, puede alcanzar una longitud de hasta 51 cm y su caparazón es alto con forma de cúpula, éste tiene el fondo de color negro y centros de las escamas amarillo-naranjas o naranja-rojizos. La cabeza, cuello, patas y cola son negras y aunque hay mucha variación, la cabeza y patas pueden tener escamas amarillo fuerte a naranjas rojizo.

El macho es más grande que la hembra y su cola también, además el plastron o pecho es de color amarillo y está hundido para facilitar la cópula sin que se resbale. Las patas no tienen dedos, sólo uñas y si se observa con atención las traseras, son parecidas a las del elefante pero en miniatura. Se encuentra en el Sur de Panamá, este y oeste de Colombia, Venezuela, Guyana, Trinidad, este de Brasil, oeste de Bolivia y norte de Argentina; en Colombia, la encontramos en el norte de Chocó, Costa Caribe, hoya del Río Magdalena y Llanos Orientales.

La tortuga Morrocoy es diurna y le gusta vivir en el bosque seco tropical y las matas de monte, a veces puede entrar al agua pero no nada, mas bien se deja arrastrar por la corriente. Come de todo un poco, es decir es omnívora, le gusta mucho la carroña, frutos caídos y plantas; aunque no es muy sociable se le puede observar en grupos cuando los refugios de piedra o troncos son lo suficientemente amplios.

Durante la cópula el macho emite un sonido característico y la hembra pone entre 2 a 15 huevos máximo que tienen una forma redonda aplanada; ésta cava un hueco en la tierra, deposita los huevos y luego cuidadosamente los tapa. Sus depredadores son el Jaguar y el hombre.

Fotografía: Copyright Thomas McNish

Causas de amenaza Existe una fuerte presión por el consumo de su carne, especialmente en época de semana santa, también el tráfico ilegal ocasiona que varios individuos sean extraídos de su hábitat y por último mucha gente cree que es de buena suerte tener una tortuguita de estas en la casa. Sin importar cual sea el objetivo, la tortuga Morrocoy es presa fácil para el humano pues no puede escapar rápidamente y su única estrategia es esconderse en su caparazón; esto ha llevado a sus poblaciones a estar en riesgo crítico de extinción.

 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América