InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Cusumbos Imprimir E-Mail
¿Conoces a los cusumbos o coatíes? Estos simpáticos animales, parecidos a un mapache con largo hocico, y que muchas veces llevan la cola alzada, son comunes en los bosques y selvas de toda Colombia.

Los tres cusumbos
Image

En el mundo hay tres especies de cusumbos y todos se encuentran en Colombia. Los más conocidos son los cusumbos grandes (Nasua), típicos sobre todo de climas calientes y templados (aunque también suben a clima frío). Uno de ellos es el cusumbo de hocico blanco (Nasua narica), que vive a lo largo de la región Pacífica. El otro es el cusumbo suramericano (Nasua nasua), que vive en casi todo el país y se diferencia del primero por tener el hocico de color oscuro. El tercer cusumbo es el cusumbo andino (Nasuella olivacea) que vive en las cordilleras Oriental y Central, por encima de 2000 metros sobre el nivel del mar; es más pequeño que los otros cusumbos, con la cola más corta. Este cusumbo de montaña es frecuente incluso cerca a grandes ciudades como Bogotá, habitando en los fragmentos de bosque andino que quedan en las montañas.
 
Vida en manada
Los cusumbos son animales sociables. Casi siempre suelen andar en parejas o en grupos de varios ejemplares...¡incluso hasta 30 cusumbos juntos! Estos grupos están compuestos sobre todo por hembras, por crías y por jóvenes. Todos ellos buscan comida en la misma área, vigilan juntos que no se acerque un depredador y se comunican entre ellos por medio de gruñidos y silbidos. Cuando uno de ellos detecta peligro, da la voz de alarma y todos salen corriendo; como trepan bien, suelen subirse a los árboles que hay en las cercanías y desde allí observan lo que sucede.

El cusumbo solo
Ocasionalmente, uno encuentra un cusumbo caminando solitario por el bosque. Estos ejemplares, grandes y fuertes, son los machos adultos. A diferencia de las hembras y los jóvenes, no son muy sociables y sólo se juntan con el grupo durante la temporada de reproducción. De resto, buscan su alimento y se cuidan solos. Por estas costumbres diferentes a las del resto de los cusumbos, estos ejemplares reciben una serie de nombres especiales, como “cusumbo solo”, “gato solo” y “solino”.

Agujeros por todos lados
Los cusumbos pertenecen al grupo u orden de los carnívoros y como tales, están provistos de largas garras y afilados colmillos. A pesar de esto, su dieta es más bien omnívora y una gran proporción la constituyen frutos silvestres. A menudo se suben a la copa de los árboles para comer los frutos maduros. También buscan en el suelo muchos insectos y otros pequeños animales. Para esto, meten su flexible hocico entre grietas, ranuras y agujeros de los troncos y de las piedras y excavan el suelo con sus poderosas garras. De esta manera, el suelo del lugar donde se estuvieron alimentando queda marcado por una serie de pequeños “cráteres”, que forman la huella más distintiva de la presencia de cusumbos.
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América