InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Matapalos e higuerones Imprimir E-Mail
Nombre científico
Ficus spp.

Identificación
Image

Árboles, muchas veces distintivos por crecer encima de otros árboles, abrazándolos con sus fuertes raíces; a veces, el árbol sobre el que se desarrollaron ya murió y se descompuso, pero sigue siendo evidente por la forma del tronco del matapalo y los agujeros que hay el él, que éste se formó de raíces envolventes que bajaron al suelo, terminaron juntándose y convirtiéndose en un solo tronco.

Hojas alternas, algo gruesas, brillantes, con venas notorias; al arrancar una, sale abundante leche blanca de la herida. "Frutos" (siconos) normalmente pequeños y redondos, usualmente rojizos o amarillentos adornados con motas.

Historia natural
Estos árboles también son conocidos con el nombre de abrazapalo, caucho, ojé, etc. Los matapalos e higuerones, junto con otros pocos grupos de árboles como robles, pinos, eucaliptos y acacias, conforman uno de los grupos de plantas leñosas más diversificados en el mundo. Se estima que el género Ficus tiene más de 700 especies distintas.

Como se describió arriba, los matapalos son árboles "estranguladores", que suelen nacer encima de otros árboles o palmeras cuando las aves o mamíferos que comen sus frutos depositan sus semillas encima de aquellos junto con sus excrementos. Al germinar, los matapalos crecen inicialmente como plantas epífitas, luego van echando raíces que envuelven el tronco de su hospedero y terminan por llegar al suelo. Cuando estas raíces se ensanchan y el matapalo aprieta y asfixia poco a poco al árbol encima del cual crece, éste muere y con los años se descompone y desaparece. En su lugar queda un robusto matapalo, de vida independiente. Sin embargo, no todos los ejemplares crecen de esta manera; un matapalo también puede germinar y crecer directamente del suelo, como cualquier otro árbol (varios de estos matapalos de vida independiente son llamados "higuerones".)
Image


Las flores de los matapalos e higuerones y el proceso de su polinización constituyen un ejemplo fascinante de adaptación y mutualismo en el mundo natural. Para empezar, las flores son diminutas y están dispuestas en el interior de un receptáculo de forma carnosa (el sicono), parecido a un mini-fruto. Este sicono tiene una "tapa" o "puerta" formada por pequeñas hojas especializadas (bracteolas). Volando, llega una diminuta avispa del higuerón (Agaonidae) hembra, cargada de polen, que se posa sobre el fruto y se introduce dentro de él, luchando por abrirse paso a través de las bracteolas, proceso durante el cual sus alas se rompen. Una vez adentro del sicono, la avispa hembra coloca el polen que trae en cada una de las florecitas, polinizándolas. Además, pone huevos en muchas de ellas (pero no en todas). Poco tiempo después, la avispa muere. Las larvas, nacidas de los huevos depositados dentro de cada flor, se alimentan del fruto en maduración. Los primeros adultos que surgen son machos sin alas, que se ponen a buscar los frutos donde están las hembras y las fecundan. Luego de surgir del fruto, las hembras recogen polen de flores masculinas dentro del sicono, mientras todos los machos cooperan para abrir un agujero en éste, para que las hembras puedan salir. Tras esto, los machos mueren. Las hembras salen volando con el polen y buscan otro higuerón en floración, para repetir todo el ciclo. El sicono queda con algunas semillas intactas y estas podrán dar nacimiento a otros árboles.

Los frutos de los matapalos e higuerones son producidos en abundancia y se cuentan entre los favoritos de un gran número de aves y mamíferos del bosque, como loros, tucanes, tangaras, monos, martejas, borugos, etc. Además, en muchas partes, los matapalos e higuerones son unos de los pocos árboles que producen frutos cuando otras plantas no lo están haciendo, por lo que se convierten en indispensables para la supervivencia de los animales frugívioros.

La madera de los higuerones se emplea en carpintería, en la elaboración de cajas y utensilios. En la región de Leticia, se emplea la corteza de una especie de higuerón (Ficus insipida), conocida allí como "ojé", para fabricar la yanchama, especie de tela o lienzo sobre el cual se hacen dibujos a color, empleando tintes naturales.

Distribución
Image

Ampliamente extendidos por regiones tropicales y subtropicales del mundo.

Sitios donde se ven
Amazonas, Villeta, Río Claro, Bogotá

Datos para la observación
La breva (Ficus carica) pertenece al mismo género de los matapalos e higuerones y constituye un ejemplo muy bueno para mostrar cómo es un sicono. Se puede conseguir una y abrirla por la mitad. Aquí puede mostrarse cómo ésta es realmente un receptáculo carnoso, en lugar de un solo fruto, y que dentro de él estuvieron encerradas las flores y, ahora, los diminutos frutos. Igual que en el caso de los higuerones, la breva no podría haber crecido y madurado si no hubiese sido polinizada por las diminutas avispas de los higuerones.

Bibliografía
Janzen, D.H. 1983. Blastophaga and other Agaonidae. Pp. 696-700, en: D.H. Janzen (ed.) Costa Rican Natural History. The University of Chicago Press. Chiacago.
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América