InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Mirla negra Imprimir E-Mail
Nombre científico
Turdus fuscater

Identificación
Image
Imagen Copyright Thomas McNish

Un pájaro de rasgos alargados, completamente café negruzco, con las alas de un tono algo más oscuro. Destacan mucho el pico y las patas anaranjados. En vuelo notar la cola larga y las alas anchas y redondeadas (la silueta de vuelo recuerda mucho a la de un gavilán Accipiter).

Historia natural
Un ave muy adaptable, se halla a gusto tanto en el campo como en las ciudades, tanto en un potrero como en la copa de los árboles de un bosque. En su dieta se muestra igualmente ecléctica. Pues come sin reparos frutos, flores, insectos, lombrices, pajaritos, ratones, lagartijas, ranas y, en general, cualquier animal pequeño que pueda atrapar.

Su costumbre de matar pichones de otras aves, especialmente copetones, y, tal vez su condición de ave de color negro, considerada de mal aguero por algunas personas, le han dado a la mirla una reputación de ave indeseable. Sin embargo, parecen exageradas las afirmaciones de que está acabando con otros pájaros y de que ahora la población de mirlas está disparada.

La mirla se mueve en el suelo con movimientos que parecen un cruce entre correr y saltar. En los árboles sí saltan de rama en rama. El vuelo es distintivo, pues en éste aletea varias veces y luego puede cerrar las alas un breve instante, lo que la hace caer un poco, luego vuelve a aletear, cierra las alas un instante, aletea y así sucesivamente.

Las mirlas pueden verse solitarias, en parejas o, donde abunda el alimento (cerca a árboles frutales), en grupos de varios individuos.

Al amanecer, las mirlas entonan un canto breve, muy hermoso, compuesto de frases suaves y aflautadas. Al escucharlo, es bastante evidente que éstas imitan partes del canto de otras aves. Este canto sólo suele escucharse justo antes del amanecer. Cuando el día despunta, ya se han silenciado. Durante el resto del día, las mirlas sólo emiten algunos reclamos y graznidos, nada parecido a la sinfonía con la que empiezan la mañana.

Durante la temporada de cría, las mirlas construyen un nido en forma de taza, voluminoso, escondido entre el follaje de un árbol o arbusto. Éste está hecho de ramitas, musgos y otros materiales vegetales. Aquí ponen dos huevos azul verdosos adornados con manchas de color café rojizo. Las crías son cuidadas por ambos padres.

Distribución
Andes desde Venezuela hasta Bolivia

Sitios donde se ve
Cualquier sitio con algo de vegetación alta en clima frío. Por ejemplo Bogotá, Subachoque, Simijaca, etc.

Datos para la observación
Cuando se ve una mirla de cerca, se puede diferenciar si es un macho o una hembra. Los machos tienen alrededor del ojo un anillo de color anaranjado, bastante marcado. Las hembras carecen de este anillo. Así que sólo es observar esto y ya se tendrá una idea. ¿Se ven más hembras o machos en el lugar?
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América