InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Loro orejiamarillo Imprimir E-Mail
Nombre científico
Ognorhynchus icterotis

Identificación
Un loro grande (alrededor de 43 cm de longitud total), con la cola larga y puntiaguda. El color general del plumaje es verde, más claro en el pecho y el vientre. La cola es de color rojizo por debajo. La marca más distintiva de la especie es la mancha amarilla que tiene en la frente y a los lados de la cabeza, de la cual se origina su nombre común.

Historia natural
El loro orejiamarillo es una de las aves más escasas y amenazadas de Colombia. Es al mismo tiempo una especie emblemática para la conservación, debido a su gran atractivo, a los esfuerzos que se han realizado para protegerlo y a estar estrechamente asociado con la palma de cera (Ceroxylon quindiuense) declarada Árbol Nacional de Colombia.

La historia de esta ave es muy interesante. En tiempos antiguos, el loro orejiamarillo se encontraba ampliamente distribuido por las tres cordilleras de Colombia y por los Andes de Ecuador. Sin embargo, la deforestación de las montañas y la cacería los fueron relegando a áreas cada vez más reducidas. El los años 90 la especie parecía casi extinguida, pues las grandes bandadas conocidas de décadas anteriores se habían desvanecido y sólo se conocían dos pequeñas poblaciones, que juntas sumaban apenas 50 individuos.

Entonces, se lanzó una campaña para buscarlo: y los resultados fueron sorprendentes. Se encontraron 2 poblaciones de loros en Colombia, una en la cordillera Central (Tolima), una en la cordillera Occidental (Antioquia-Caldas). Desafortunadamente, la población de Ecuador parece haberse extinguido en los últimos años, con lo cual la supervivencia de la especie depende de las poblaciones colombianas, que juntas no suman más de 700 aves.

Para salvar la especie, se está realizando un importante proyecto de conservación (Proyecto Ognorhynchus), que incluye campañas educativas, campañas para que no se talen las palmas de cera (cuyas hojas jóvenes son empleadas para hacer ramos de Semana Santa), siembra de palmas de cera y de árboles que producen frutos consumidos por los loros, instalación de nidos artificiales, compra de terrenos y monitoreo de las poblaciones. Es de esperar que, si estos esfuerzos continúan, los loros orejiamarillos irán expandiendo su territorio y la especie se alejará de la extinción.

Los loros orejiamarillos viven en bandadas que pueden llegar a incluir varias decenas de individuos. Como muchas otras especies de loros, hacen grandes desplazamientos en busca de su alimento, consistente principalmente en frutos de palmas de cera y de varias especies de árboles. Los loros pasan la noche posados el lo alto de las palmas de cera y sus nidos sólo los hacen en agujeros en los troncos de palmas muertas, por lo cual estas plantas son indispensables para su supervivencia.

Distribución
Andes de Colombia y el norte de Ecuador.

Datos para la observación
El loro orejiamarillo es tan sólo una de las especies de loros de clima frío de Colombia. Aunque normalmente solemos pensar que estas aves son sólo propias de selvas calurosas, esto no es del todo cierto. Pues al menos 15 especies de loros pueden ser encontrados en forma regular en las partes altas de las montañas del país, por lo menos hasta 2600 m (la altura de Bogotá) y a menudo mucho más alto. Una de estas especies, el cascabelito (Forpus conspicillatus), un pequeño periquito del tamaño de un copetón, ha colonizado la región de Bogotá en tiempos recientes, aparentemente favorecido por el calentamiento global; ahora se lo observa frecuentemente en parques, jardines y zonas verdes dentro de la ciudad. ¡Así que podemos salir a buscar los loros en todos los climas!
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América