InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Pino - Pinus patula Imprimir E-Mail
El pino mexicano
Image

Este pino, que puede ser observado con frecuencia en parques, jardines, campos y montañas en los alrededores de Bogotá, es una de las coníferas introducidas que más se ha propagado por los Andes colombianos. Muchas personas que lo han visto desde que eran pequeñas, podrían pensar que es nativo de Colombia. Sin embargo, su origen está más lejos, en las montañas del este de México, en sitios como Tamaulipas, Veracruz, Hidalgo, Puebla, Oaxaca y Chiapas. La siembra masiva de esta especie que se ha realizado en Colombia y en otros sitios del mundo es debida sobre todo al interés industrial y comercial, ya que los árboles son uniformes, crecen rápidamente y su madera, de buena calidad, es empleada para la elaboración de pulpa de papel.

Monocultivos que resecan
Los efectos ambientales de los monocultivos, que resultan nocivos para la biodiversidad, el ciclo del agua y las especies nativas, resultan muy evidentes en las plantaciones artificiales de pinos. El oscuro interior de una plantación de Pinus patula revela casi únicamente los rectos troncos de los pinos y una gruesa y acolchonada capa de agujas caídas en el suelo. La sombra producida por los árboles y las sustancias químicas presentes en las agujas impiden la germinación y el desarrollo de otras especies de plantas. Lo que antes era un matorral de montaña con decenas de especies diferentes, lleno de flores y de frutos, ahora es un vacío ocupado por una sola especie. Además, los pinos requieren de grandes cantidades de agua para su desarrollo, lo que, sumado al método uniforme de siembra y a los químicos que emiten sus raíces y hojarasca, causa la resecación del suelo y la alteración de sus propiedades favorables para retener agua...en otras palabras, los monocultivos de estos árboles dejan el suelo duro y seco.

Las piñas
Image

Los pinos tienen separadas las flores masculinas y femeninas. Las masculinas están organizadas en densas inflorescencias parecidas a espigas, las cuales liberan nubes de polen cuando son sacudidas. Las femeninas son pequeños conos, los cuales son polinizados cuando el viento deposita sobre ellos el polen procedente de las flores masculinas. Entonces, el cono se desarrolla hasta que se forma una piña madura, llena de semillas. Estas piñas, que pueden ser encontradas caídas en el suelo bajo los pinos, tienen una propiedad muy interesante: son sensibles a la humedad ambiental. Si se guarda una y se la deja secar, se verá cómo las escamas que la componen se abren. Si luego se la sumerge en agua, se podrá apreciar cómo, luego de unas horas, las escamas se cierran por completo.
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América