InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Loros y guacamayos Imprimir E-Mail
Colombia es un país de loros, pericos y guacamayos, aves que habitan desde el nivel del mar hasta los fríos bosques de montaña y los páramos. Estas aves se encuentran tanto en selvas vírgenes como en ciudades. Colombia es, asimismo, el último refugio de algunas de las especies más amenazadas del mundo. Entérate aquí de algunos datos curiosos sobre estas aves.

Vuelo en las alturas
Image
Ara macao

Acostumbrados como estamos a ver loros y guacamayas domesticados, posados todo el día en su percha, podemos pasar fácilmente por alto que estas aves son animales del aire y las alturas. Los loros y guacamayos son grandes viajeros, que todos los días se desplazan grandes distancias desde sus dormideros a los sitios de alimentación, volando alto sobre ríos, selvas y campos. En las regiones rurales o selváticas de Colombia, uno de los espectáculos más frecuentes es el de una bandada de loros, casi todos ellos volando al lado de su pareja, graznando y gritando con fuerza, mientras pasan volando y se pierden en la distancia.

La vida junto al hombre
Desde la antigüedad, los seres humanos han conocido y domesticado a los loros. Sus vistosos plumajes, inteligencia y capacidad de imitar el habla humana indudablemente han fomentado su popularidad como mascotas. Ahora, muchas especies están amenazadas de extinción debido a su captura indiscriminada, así como a la destrucción de los bosques. Es interesante observar que, para tener loros cerca, ¡no es necesario capturarlos! Varias especies silvestres, en particular las que pertenecen a los géneros Forpus y Brotogeris, viven junto a cultivos y viviendas humanas y se acostumbran fácilmente a visitar comederos en las casas, donde se les pone semillas y frutas. Esta es, sin duda, una manera mucho mejor de disfrutar a estas aves, al tiempo que se les protege y ayuda a sobrevivir.

Loros en el frío
Image
Amazona ochrocephala - Copyright T. McNish

Los loros no sólo se encuentran silvestres en clima caliente. En Colombia, unas 15 especies alcanzan los climas fríos por encima de 2000 m.s.n.m. Los que habitan en los bosques altoandinos y páramos más altos han sido reportados entre 3500 y 3800 m.s.n.m. Incluso en Bogotá hay miembros de la familia: los cascabelitos (Forpus conspicillatus). Estos son pericos muy pequeños, del tamaño de un copetón, que se encuentran ocasionalmente en zonas verdes, parques y jardines, sobre todo donde hay arbolocos (Smallanthus pyramidalis), cuyas semillas comen con predilección.

Loros en peligro
El loro orejiamarillo (Ognorhynchus icterotis) es una de las especies más amenazadas del mundo, tanto que incluso llegó a considerárselo extinguido. Hace unos pocos años fue descubierto de nuevo en los bosques y campos llenos de palmas de cera de las cordilleras Central y Occidental. La población total de este loro en el mundo no excede los 700 individuos, lo que lo coloca como una especie sumamente escasa, que necesita para su supervivencia la protección efectiva de los ejemplares que aún quedan y de su hábitat con palmas de cera, en las que anida y cuyos frutos come. La importancia de la cordillera Central para la conservación de loros a nivel mundial fue resaltada por otro re-descubrimiento aún más reciente e insólito: aquí se encontró en el año 2002 al loro Hapalopsittaca fuertesi, el cual no se registraba con certeza desde 1911 y que también está en gravísimo peligro de extinción.
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América