InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Sietecueros - Tibouchina lepidota Imprimir E-Mail
Joyas del bosque nublado
Image

Los sietecueros (Tibouchina) son unos de los árboles más ornamentales de los bosques andinos. Sus grandes y vistosas flores son de color violeta, a menudo con un tono algo más rojizo cuando recién despliegan sus pétalos. El dosel de un bosque andino lleno de sietecueros florecidos aparece salpicado aquí y allá con manchones morados, que le dan un aspecto sumamente atractivo. Este sietecueros es propio sobre todo de montañas húmedas y nubladas y se desarrolla en abundancia en lugares donde el bosque ha sido despejado o ha sufrido una perturbación en el pasado. En contraste con otras especies de árboles que colonizan claros y zonas abiertas, el sietecueros, a pesar de ser una especie pionera, es un árbol de lento crecimiento, que tarda mucho tiempo en alcanzar la plena madurez; un sietecueros antiguo alcanza unos 20 metros de altura y unos 80 cm de diámetro del tronco. En los jardines de fincas, pueblos y ciudades se pueden observar ejemplares mucho más pequeños, plantados allí aprovechando sus cualidades ornamentales.

Hojas con ásperas escamas
En los bosques colombianos hay otras especies de sietecueros y sus parientes (familia de las Melastomatáceas) con una floración tan vistosa como la de esta especie. Una característica que permite diferenciar a la Tibouchina lepidota de muchos otros parientes suyos es la textura de sus hojas. Si se les pasa un dedo, frotándolas por encima y por debajo, se podrá apreciar que son ásperas. Unas pequeñas y duras escamas que cubren las hojas son los que les confieren esta textura tan distintiva. En comparación, otras Melastomatáceas similares tienen hojas lisas o suavemente peludas.

Las flores sin néctar
Una de las características notables de las flores de este sietecueros es que éstas no producen néctar. A cambio, los estambres producen polen extra y éste es la recompensa para los polinizadores que vistan las flores. Abejas y abejorros silvestres llegan volando a las flores, se posan sobre los estambres y, mientras se agarran de ellos, hacen vibrar muy rápido sus alas para agitarlos y hacer que suelten su polen. Éste se lo llevan pegado al cuerpo y a las patas y lo depositan en su nido o colmena para emplearlo como alimento. Como dato curioso, podemos mencionar que otras especies de sietecueros del mismo género Tibouchina, que tienen flores de color rojo, sí producen néctar y son visitadas por colibríes.
 
Ficha técnica
 
CLASIFICACIÓN Y NOMBRES
Familia: Melastomataceae
Nombre científico: Tibouchina lepidota (Bonpl.) Baill.

DIMENSIONES
Altura máxima reportada: 20 m
Diámetro máximo del tronco a la altura del pecho: 80 cm

DISTRIBUCIÓN
Andes desde Venezuela hasta Perú. En Colombia las tres cordilleras, entre 1200 y 3300 m.s.n.m.

ESTADO DE CONSERVACIÓN
No se la considera una especie amenazada.

USOS
•    Un árbol sumamente ornamental, muy apropiado para parques y jardines.
•    La madera es empleada como leña.
•    Con su madera se hacen postes para cercas.
•    Madera empleada en construcciones.

ENLACES CON INFORMACIÓN SOBRE ESTA ESPECIE
Catálogo de la biodiversidad de Colombia

 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América