InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Águila arpía Imprimir E-Mail
Nombre científico
Harpia harpyja

Identificación
Image
Imagen http://www.birdphotos.com - 2008

Una de las mayores aves rapaces del mundo, alcanza una longitud total de entre 90 y 110 cm, una envergadura de hasta 2 m y un peso de hasta 9 kg. La cabeza está adornada con una doble cresta y las patas son muy gruesas y están provistas de garras largas y afiladas. Por encima, el plumaje es negro, por debajo es principalmente blanco, la cresta y el pecho son negros, la cabeza es gris y la cola está adornada con bandas alternantes blancas y negras. Los juveniles son más claros, grisáceos por encima y blancos por debajo, con la cabeza también blanca.

Historia natural
El águila arpía es uno de los animales emblemáticos de los bosques húmedos tropicales de Centroamérica y Suramérica. Su gran tamaño y fuerza la posicionan en la cima de las cadenas tróficas. Como casi todos los grandes depredadores, es un animal escaso, lo que, sumado a la espesura de su hábitat y a sus hábitos furtivos, hace que sea casi imposible de ver. Han sido muchas las personas que han pasado años en la selva sin poder observar una de estas águilas en libertad. Cuando se tiene la increíble suerte de encontrar un ejemplar de esta especie, suele estar volando, cruzando un río o un claro en la selva.

Las arpías son depredadores activos y muy ágiles, que vuelan velozmente bajo el dosel del bosque, donde maniobran con habilidad, ayudadas por sus alas redondeadas y la larga cola. Su dieta se compone sobre todo de mamíferos arborícolas, incluyendo monos, perezosos y coatíes; también cazan otras presas, como grandes aves, reptiles y algunos mamíferos terrestres (por ejemplo venados y saínos pequeños).

El nido de las águilas arpías es una gran plataforma de palitos construida por estas aves en la copa de un árbol gigante que emerge por encima del dosel de la selva. En el nido ponen entre 1 y 2 huevos; normalmente sólo nace una única cría, la cual cuidan ambos padres. Como en casi todas las aves rapaces, las águilas arpías hembras son considerablemente más robustas que los machos. La hembra puede acumular reservas de alimento en su cuerpo, que le ayudan a resistir el período de incubación y los primeros días de crianza de los polluelos, cuando permanece mucho tiempo en el nido. Por otra parte, el macho, al ser más pequeño, puede especializarse en presas menores que las cazadas por la hembra y es el que aporta gran parte de la alimentación a los polluelos en sus primeras etapas de vida.

Para su supervivencia, las águilas arpías requieren la presencia de grandes extensiones de bosque húmedo tropical, con buenas poblaciones de monos y otros animales que hacen parte de su dieta. Estos requerimientos hacen que la especie sea vulnerable a la degradación de su hábitat y que, en general, sólo se encuentre libre de amenazas lejos de los asentamientos humanos. Muchas poblaciones de arpías han desaparecido de las regiones más pobladas y desarrolladas. Así, por ejemplo, la especie ya ha sido extirpada del Magdalena Medio, donde antes se encontraba, pues la mayor parte de esta región ha sido deforestada.

Distribución
Regiones selváticas desde el sur de México hasta el norte de Argentina.

Sitios donde se ve
Amazonas

Datos para la observación
En los bosques húmedos tropicales habita otra especie de águila de gran tamaño, muy similar a la arpía. Se trata del águila miquera (Morphnus guianensis). Es notable el gran parecido externo de estas dos especies, que a menudo son confundidas. El águila miquera es, de todas formas, bastante más pequeña que una arpía, alcanzando entre 80 y 89 cm de longitud y unos 3 kg de peso. La cresta del águila miquera es sencilla, no bifurcada como la de la arpía. El águila miquera tiene un plumaje más variable que el de la arpía, pues hay ejemplares muy claros (que se diferencian fácilmente de la arpía por carecer de la banda oscura en el pecho), mientras que otros ejemplares son muy oscuros, con la cabeza y el pecho gris oscuros y con el abdomen completamente rayado con barras oscuras. Las patas del águila miquera son mucho más delgadas y débiles que las de la arpía. Esta especie se alimenta sobre todo de monos pequeños (de aquí su nombre común) y de otros animales arborícolas.
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América