InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Mapaná Imprimir E-Mail
Nombre científico
Bothrops asper

Identificación
Image
Fotografía - A. Cortiz - 2008

Esta serpiente tiene las marcas características de una especie venenosa: una pupila vertical (como la de un gato), un pequeño agujero situado entre el ojo y la nariz (la foseta termorreceptora) y múltiples escamas sobre la cabeza. La piel, usualmente café, está adornada con manchas oscuras triangulares o en forma de rombo y por franjas diagonales más claras. En reposo, usualmente se la encuentra en el suelo, enrollada.

Historia natural
La mapaná también es conocida con los nombres de taya, taya equis, cuatronarices y terciopelo. Las serpientes del género Bothrops se cuentan entre las más venenosas que hay en el Neotrópico. Su veneno tiene la capacidad de descomponer los tejidos blandos de la víctima y producir alteraciones en la coagulación, lo que rápidamente puede llevar a la muerte a una persona que haya sido mordida. La mayor parte de los accidentes por mordeduras de serpientes que ocurren en Colombia son causados por esta especie. Sin embargo, no hay que exagerar. Estas serpientes no persiguen sin provocación a los seres humanos y casi todas las mordeduras se producen cuando se las pisa por accidente. La mejor precaución donde abundan estos animales consiste en caminar con botas altas, que protegen la pantorrilla.

La dieta de la mapaná consiste en pequeños animales, como roedores, lagartos y ranas. Cuando es joven, consume presas más pequeñas y el tamaño de sus víctimas va aumentando a medida que la serpiente se hace mayor. La foseta termorreceptora que tiene entre el ojo y la nariz es un órgano que le permite captar el calor que emiten los animales a su alrededor. Funciona bastante parecido a los binóculos de visión infrarroja y le permite a las serpientes "ver" a sus presas, aún en la más completa oscuridad.

La mapaná es vivípara. Esto significa que, en lugar de poner huevos como la mayor parte de los reptiles, da a luz crías vivas. Una camada normal suele estar compuesta por alrededor de 30 crías, pero a veces son muchas más.

Distribución
Image

Desde México hasta el norte de Suramérica (Venezuela, Colombia, Ecuador, extremo norte de Perú).

Sitios donde se ve
Río Claro, Gorgona, Costa Rica.

Datos para la observación
Durante una excursión por zonas bajas tropicales se puede observar (con cuidado y a distancia prudente, de varios metros) las serpientes que se encuentren, poniendo atención a si son o no venenosas (reconocible sobre todo por las características mencionadas de presencia de múltiples escamas pequeñas sobre la cabeza (venenosas) o pocas escamas grandes en el dorso de la cabeza (no venenosas), pupila vertical o redonda, presencia/ausencia de foseta termorreceptora y presencia/ausencia de coloración de coral). A cierta distancia será difícil ver todas estas características, pero se podrá intentar ver lo más posible, sin acercarse mucho. ¿Qué se encuentra en mayor cantidad, especies venenosas o inofensivas? Es importante recordar que incluso las especies catalogadas como "inofensivas" pueden tener un veneno de baja potencia y su mordedura, aunque no sea mortal, sí puede ser dolorosa. Por esto, se debe tratar con respeto a todas las serpientes y no hay que intentar agarrar ninguna especie.
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2014 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América