InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Chicalá - Tecoma stans Imprimir E-Mail
Árbol de muchos climas
Image

El chicalá es uno de los árboles nativos más adaptables en su distribución altitudinal, pues se encuentra justo desde el nivel del mar hasta las regiones frías por encima de 3000 m. Esta amplia distribución por los pisos térmicos de las montañas se debe, en buena parte, a que es una especie muy cultivada como ornamental. En forma silvestre, es más común observarlo creciendo en matorrales y bosques secos en climas calientes y templados. Los ejemplares que se observan en la Sabana de Bogotá y sus alrededores son todos cultivados.

Las trompetas amarillas
El gran atractivo del chicalá radica en sus flores de un amarillo brillante, que cubren completamente al árbol en ciertas temporadas del año. Estas flores, típicas de la familia de las Bignoniáceas a la que también pertenecen los guayacanes (Tabebuia), tienen forma de una trompeta o embudo estrecho. Cuando se visita un chicalá en flor en una hora calurosa y soleada del día, se podrá escuchar el veloz y errático zumbido de las abejas silvestres (Apidae) que visitan estas flores. Ocurre a menudo, cuando un chicalá apenas va a empezar su floración, que un aguacero arroja al suelo muchos botones cerrados, dejando el suelo tapizado de amarillo. Si uno pisa este tapiz, algunos botones revientan, produciendo un sonido explosivo.

Las semillas aladas
Image

Los frutos del chicalá son una especie de vainas planas y alargadas, producidas, al igual que las flores, en gran cantidad. Las vainas se abren y liberan multitud de semillas con alas aplanadas, blancas y ligeras como pequeños trozos de papel. Este diseño liviano y aerodinámico les permite ser llevadas por las corrientes de aire, que las dispersan lejos del árbol que las produjo. Es curioso notar cómo, en la región de Bogotá, el solo diseño de las semillas del chicalá ya nos muestra que este árbol se aparta de casi todas las especies nativas silvestres. Pues, en este clima frío, los árboles nativos dispersan sus semillas produciendo frutos (a menudo bastante pequeños) que consumen las aves y otros animales silvestres. O produciendo semillas diminutas, algunas casi como polvo, que son llevadas por el aire. En cambio, el diseño de semillas más o menos grandes y aplanadas como las del chicalá es típico de los bosques de climas calientes.
 
Ficha técnica
 
CLASIFICACIÓN Y NOMBRES
Familia: Bignoniaceae
Nombre científico: Tecoma stans (L.) Juss. ex Kunth
Otros nombres comunes: Fresno, chirlobirlo

DIMENSIONES
Altura máxima reportada: 20 m
Diámetro máximo del tronco a la altura del pecho: 40 cm

FAUNA ASOCIADA
Flores visitadas por las siguientes especies:
•    Abejas silvestres (Apidae)
•    Abeja carpintera (Xylocopa)
•    Abeja doméstica (Apis mellifera)
•    Colibrí (Archilochus alexandri)
•    Colibrí (Archilochus colubris)
•    Colibrí (Calypte costae)
•    Colibrí (Colibri coruscans)
•    Colibrí (Eugenes fulgens)

DISTRIBUCIÓN
Desde el sur de los Estados Unidos hasta el norte de Argentina, incluyendo las Antillas. En Colombia presente en las regiones Caribe y Andina, desde el nivel del mar hasta 3300 m.

ESTADO DE CONSERVACIÓN
No se la considera una especie amenazada.

USOS
•    Con la madera se elaboran objetos torneados.
•    Madera usada en la elaboración de muebles.
•    Madera usada en carpintería general.
•    La madera se usa como leña.
•    Especie medicinal, con muchos usos, entre ellos el tratamiento de enfermedades gastrointestinales y urinarias.
•    Especie muy ornamental, con vistosas flores, apropiada para parques, plazoletas, avenidas y jardines.
•    Especie apta para conformar cercas vivas.
•    Árbol apropiado para la recuperación de la vegetación en zonas secas.

ENLACES CON INFORMACIÓN SOBRE ESTA ESPECIE
CONABIO

 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2014 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América