InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Termitas Imprimir E-Mail
Orden
Isoptera

Identificación
Image

Insectos pequeños, de cuerpo blando (usualmente blanquecino o amarillento) que viven en colonias y están diferenciados en castas (obreros, soldados, reinas, etc.) La mayor parte de los individuos de una colonia carecen de alas, pero las hembras y machos jóvenes tienen 2 pares de alas alargadas, todas ellas similares en forma y tamaño.

Historia natural
Estos insectos son bien conocidos por su capacidad de comer madera, lo que a menudo los convierte en plagas en regiones cálidas. Una colonia de termitas puede, por ejemplo, causar serios daños en una construcción al comer la estructura que la sostiene. Las termitas no sólo comen madera. También consumen otros materiales de origen vegetal, incluyendo plantas secas, hojas caídas, papel y cartón. En general, su dieta tiene un alto contenido de celulosa, la cual pueden digerir gracias a los numerosos microorganismos que albergan en su sistema digestivo. Los hábitos alimenticios de las termitas las convierten en insectos muy útiles en los ecosistemas donde habitan, ya que contribuyen a reciclar sustancias que, de otro modo, tardarían mucho tiempo en descomponerse. Y miles de especies de animales, desde hormigas hasta grandes monos (y los seres humanos) incluyen a las termitas en su dieta.

Se estima que hay unas 4000 especies de termitas en el mundo. Igual que las hormigas, las termitas son insectos sociales que viven en colonias y presentan diferentes “castas”, reconocibles por su tamaño y apariencia, que van desde las pequeñas trabajadoras, pasando por los soldados con robustas cabezas, hasta la gran reina con su abdomen hinchado. A diferencia de lo que ocurre con las hormigas, donde el macho sólo se aparea una vez con la hembra antes de la fundación de la colonia y luego muere, en las termitas las parejas de machos (reyes) y hembras (reinas) permanecen unidas de por vida. Se puede dar el caso de que una sola colonia de termitas tenga varias parejas reproductoras de reinas y reyes.
 
Las colonias de termitas viven en nidos construidos por ellas mismas con un material duro hecho de una combinación de tierra, madera masticada, saliva y excrementos. Según la especie, los nidos pueden ser subterráneos, estar dispuestos sobre el suelo o encima de los árboles. En su interior, los nidos son muy complicados, con un laberinto de galerías. Los nidos de algunas termitas terrestres pueden desarrollarse y crecer en forma de edificios de varios metros de altura. Estos termiteros gigantes son particularmente comunes en las sabanas tropicales. Las formas externas del nido y de las galerías en su interior están cuidadosamente diseñadas para permitir un cierto flujo del aire y, de ese modo, controlar la temperatura, la humedad y la composición de gases en la atmósfera del interior del termitero.

Las termitas también suelen construir un sistema de túneles recubiertos con el mismo material con el que hacen sus nidos. Estos túneles pueden extenderse por largas distancias; por ejemplo desde un nido situado en lo alto de un árbol, bajando por las ramas y el tronco hasta llegar al suelo. Gracias a estas construcciones, las delicadas termitas pueden ir a recoger alimento sin exponerse al ambiente exterior y sin ser vistas y comidas por algún depredador.

Dependiendo de la especie, una colonia madura puede albergar desde algunos pocos cientos hasta varios millones de termitas. Una proporción significativa de los miembros de la colonia puede estar compuesta por los soldados, los cuales protegen a la colonia contra los ataques de hormigas y otros intrusos. En algunas especies de termitas se encuentra un tipo especial de soldados, conocidos como nasutes, los cuales tienen la cabeza modificada en forma de tubo, con el cual pueden disparar un líquido pegajoso y repelente a sus adversarios. Al parecer, este tipo de defensa es efectivo incluso contra los osos hormigueros, a los que las termitas pueden hacer retroceder luego de numerosos ataques.

En ciertas temporadas del año, usualmente durante el crepúsculo, las colonias de termitas se abren en forma sincronizada para dejar salir enjambres de ejemplares reproductores alados, que vuelan fuera de la colonia. Luego de aterrizar en un sitio apropiado, las hembras y machos pierden las alas, se aparean e intentan iniciar una nueva colonia en el suelo o en la madera húmeda.

Distribución
Regiones tropicales y subtropicales de todo el planeta.

Sitios donde se ven
Villeta, Río Claro, Amazonas

Datos para la observación
Los insectos sociales (avispas, abejas, hormigas, termitas) suelen construir colonias que tienen una apariencia muy distintiva. Tanto así, que a menudo es posible saber a qué especie pertenece una colonia por la sola apariencia de ésta. Durante una caminata por una región calurosa, es posible investigar qué colonias de insectos sociales se encuentran en los alrededores. Para esto es buena idea mirar con cuidado los troncos y ramas gruesas de los árboles, buscando, por ejemplo, las grandes bolas que construyen las termitas y los conos de las hormigas. ATENCIÓN: Es necesario mantener una distancia prudente de las colonias de insectos sociales, ya que las avispas, abejas y hormigas pueden atacar y picar para defender su hogar. También es bueno no sacudir el follaje, por si hay avisperos ocultos el él. Si se camina despacio, en silencio y poniendo cuidado (o sea, mejor solo o acompañado apenas por un par de personas) es posible observar colonias durante años sin recibir una sola picadura.
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América