InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Barraquete aliazul - Anas discors Imprimir E-Mail
El gran viaje
Image
A.D. Wilson - www.naturepicsonline.com

Esta especie es el pato migratorio que llega en mayores números a Colombia. Sus territorios de anidación están lejos, repartidos por Norteamérica, desde Alaska hasta el sur de los Estados Unidos. En Colombia, muchas personas saben que viene del norte y lo llaman “pato canadiense”. Luego de la temporada de anidación, cuando el otoño se acerca, los patos salen de sus pantanos, lagos y estanques y ponen rumbo al sur. Viajan rápidamente, sorteando a los cazadores y otros peligros de la travesía y a menudo cruzando largas distancias sobre el mar. En unas pocas semanas llegan a Suramérica, donde se alojan en las costas, estuarios y manglares o penetran al interior del continente, buscando aguas tranquilas y llenas de vegetación para descansar.

Media luna blanca
El barraquete aliazul es una especie relativamente pequeña dentro de su familia. En general, su plumaje es sobrio, de color café, salpicado de motas o manchas más oscuras. Cuando vuela, muestra un parche azul en las alas, muy distintivo. La marca más atractiva de la especie la llevan los machos. Estos tienen la cabeza de color gris oscuro y, en la cara, una mancha blanca en forma de media luna.

Las antiguas migraciones de patos
Hasta los años 60 del siglo XX, las migraciones de esta especie y de otros cuatro patos procedentes de Norteamérica eran masivas en los humedales del interior de Colombia. Decenas de miles de patos se alojaban en los entonces extensos pantanos y lagunas del valle del río Cauca y del altiplano cundiboyacense. Estas migraciones eran esperadas por los cazadores locales, que salían a matar un sinnúmero de patos. José Ignacio Borrero, uno de los mayores estudiosos de las aves colombianas de aquel tiempo, cuenta como, en una sola jornada de cacería, 13 cazadores mataron más de 1000 patos en la laguna de La Herrera. Esta matanza de aves acuáticas, sumada a la desecación de casi todos los humedales, ha hecho desaparecer las grandes poblaciones de patos. En la Sabana de Bogotá se extinguieron dos especies nativas. Y las cuatro especies migratorias que acompañaban al barraquete aliazul no regresaron. El barraquete es el último pato viajero de esta región y es al que debemos cuidar, para que no corra con la misma suerte de sus congéneres.
 
Ficha técnica
 
CLASIFICACIÓN Y NOMBRES
Familia: Anatidae
Nombre científico: Anas discors Linnaeus, 1766
Otros nombres comunes: Cerceta aliazul, pato careto, pato canadiense
 
HÁBITAT
Lagos, estanques, remansos de ríos, estuarios, lagunas costeras, terrenos pantanosos

DIETA
Plantas acuáticas
Semillas
Invertebrados acuáticos

REPRODUCCIÓN
Nido: Una depresión en el suelo, forrada con pastos y plumón, situada entre la vegetación cerca del agua
Huevos: 6-14 huevos, de color blanco cremoso

DISTRIBUCIÓN
Anida en gran parte del centro y norte de Norteamérica. Pasa el invierno sobre todo entre el sur de los Estados Unidos y el norte de Suramérica, pero algunos ejemplares bajan más, llegando hasta el centro de Argentina. En Colombia es frecuente en el occidente del país y en la Orinoquía, desde el nivel del mar hasta 3600 m.

ESTADO DE CONSERVACIÓN
LC (Preocupación Menor) - No se la considera una especie amenazada

ENLACES CON INFORMACIÓN SOBRE ESTA ESPECIE
xeno-canto

The Internet Bird Collection

The Cornell Lab of Ornithology – All About Birds

Animal Diversity Web

INBio – Especies de Costa Rica

 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América