InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Inicio arrow COLOMBIA NATURAL arrow Biodiversidad arrow Fauna arrow Aves de Bogotá y sus alrededores arrow Gorrión afelpado - Catamblyrhynchus diadema
Gorrión afelpado - Catamblyrhynchus diadema Imprimir E-Mail
Un especialista del chusque
Image
Fotografía - F. Schmitt - 2008

En los bosques andinos se encuentra un grupo de bambúes nativos conocidos como chusques (Chusquea spp.) Estas plantas forman densos matorrales en los lugares que han sufrido alguna clase de perturbación en años (e incluso en décadas) anteriores; por ejemplo, en sitios donde han ocurrido incendios, derrumbes, caídas de árboles o talas del bosque. Los chusques son particularmente comunes a orillas de las carreteras, a lo largo de las quebradas y en los bordes de los bosques. Lo más interesante es que estas plantas forman un ecosistema muy particular, habitado por muchas especies de mariposas, escarabajos y otros insectos, que son casi exclusivos de los lugares donde crecen estos bambúes. También hay varias especies de aves que habitan preferentemente, o incluso en forma exclusiva, donde crecen chusques. Una de las más notables es el gorrión afelpado. Siempre que se observa un gorrión afelpado, está brincando dentro de un chuscal o tiene chusque al lado. Esta ave se dedica a rebuscar insectos entre las cañas, vainas y hojas del chusque. Su predilección por esta planta es tal, que incluso incluye en su dieta brotes tiernos de este bambú.

Oculto en la maraña
Aparentemente, el gorrión afelpado es un ave poco común. Es posible que en realidad sea más abundante de lo que parece y que casi siempre esté allí donde los matorrales de chusque sean más extensos. Pero es sumamente discreto y permanece oculto en lo más espeso del matorral, lo que hace que sea difícil descubrirlo. De vez en cuando se asoma por un momento a un sitio más expuesto o trepa hasta la punta de las cañas del bambú, permitiendo una observación fugaz de su plumaje y movimientos. A pesar de que suelen vivir solos o como máximo en parejas, los gorriones afelpados no son del todo antisociales; pues suelen unirse a las bandadas mixtas compuestas por diversas especies de aves que comparten con ellos su hábitat. Una buena manera de descubrir un gorrión afelpado es hallar una bandada mixta en un chuscal e investigar cada movimiento y cada ave que se divise entre la maraña.

El “gorro” amarillo
En la sombra del matorral donde se oculta, el gorrión afelpado parece un ave muy oscura. Lo que más destaca de su plumaje es el espeso mechón de plumas amarillo doradas que cubren su coronilla. Estas plumas, de apariencia parecida a la felpa o peluche, son las que le dan el nombre común a esta especie. Las aves jóvenes, recién salidas del nido, no tienen este mechón. En lugar de esto, su coronilla es del mismo color gris-café opaco que tienen en el resto de la cabeza.
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América