InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Lechuza común - Tyto alba Imprimir E-Mail
El fantasma blanco
Image
Fotografía - Stevie B.

La lechuza es un ave parecida a los búhos, pero con la cara en forma de corazón. Esta configuración especial de las plumas de su cabeza es conocida como disco facial y le sirve al ave para amplificar los sonidos que llegan a sus oídos. De esta manera, se aumentan sus capacidades de detección de presas y de cacería en la oscuridad. El plumaje de la lechuza es bien claro, por encima de color arena con algo de gris, por debajo desde blanco hasta algo amarillento (a veces incluso ocre.) Cuando se ve una lechuza, suele suceder que está oscuro y que el ave pasa volando a baja altura; entonces, resulta impresionante el tamaño del ave con las alas extendidas (éstas últimas miden hasta 1 m o más de envergadura), así como el silencio con el que se desliza por el aire; de hecho parece un fantasma blanco flotando en la noche.

Chillidos y otros sonidos
Las lechuzas no emiten los sonidos ululantes que son tan típicos de los búhos corrientes. En cambio, su voz habitual es un chillido áspero, algo escalofriante, algo así como un shriiiii!, por lo general emitido una sola vez (se puede escuchar aquí.) El canto de la lechuza es una serie de notas tintineantes y metálicas. Al anochecer o al amanecer, es posible observar parejas de lechuzas remontándose muy alto en el cielo, volando en círculos a la manera de las águilas, al tiempo que emiten este sonido.

Lechuzas en la ciudad
La lechuza vive en zonas abiertas, con poca cobertura de árboles. Por esto es común en el campo, en áreas donde se practica la agricultura y son abundantes los roedores, los cuales forman una parte muy importante de su dieta. Asimismo, la lechuza se ha podido adaptar muy bien a la vida urbana. Las ciudades también pueden ser consideradas ambientes relativamente abiertos, con árboles dispersos, y las poblaciones de ratas y ratones son abundantes en ellas. En Bogotá es frecuente escuchar los chillidos de las lechuzas durante la noche y se ha visto a estas aves durmiendo sobre árboles frondosos, en campanarios de iglesias y en otros sitios tranquilos y oscuros. Tanto en el campo como en las ciudades, las lechuzas pueden llegar a ser apreciadas por la gente, gracias a sus servicios como controladoras de las poblaciones de roedores.
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América