InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Pava andina - Penelope montagnii Imprimir E-Mail
Gallinas en los árboles
Image
Fotografía - J- Rosenthal - 2008

Cuando se hace una caminata por un bosque andino, de vez en cuando podemos encontrar una pareja o un pequeño grupo de pavas. Resulta sorprendente el aspecto gallináceo de estas aves combinado con su habilidad para caminar por las ramas altas de los árboles. Contrario a lo que uno podría esperar de un ave de este tamaño, tan parecida a una gallina, las pavas andinas vuelan relativamente bien. A menudo se las observa cuando se lanzan al vacío y se desplazan de un árbol a otro, alternando aleteos y planeos.

Pavas y frutos
Las pavas, junto a los tucanes, cotingas, quetzales, guácharos y torcazas, pertenecen al grupo de las grandes aves frugívoras. Estas aves son muy importantes en el funcionamiento de los bosques, ya que son las principales consumidoras de frutos grandes (de más de 1 cm de diámetro), los cuales suelen pertenecer a árboles de lento crecimiento y maderas duras, propios de los bosques maduros. Al consumir estos frutos, los grandes frugívoros ayudan a dispersar sus semillas, las cuales regurgitan o arrojan junto con sus excrementos. Entre los frutos grandes consumidos por pavas andinas, podemos destacar los de diversas especies de Lauráceas, conocidas como "amarillos" o "laureles" (por ejemplo, especies de los géneros Ocotea, Nectandra, Aiouea y Aniba). Desafortunadamente, tanto las grandes aves frugívoras como los árboles cuyos frutos les dan alimento, están hoy en peligro de extinción. Las aves frugívoras requieren grandes extensiones de bosque para poder encontrar suficiente comida y son los primeros pájaros que desaparecen de una región donde el bosque es talado y reducido a pequeños fragmentos. Y los árboles con grandes semillas son perseguidos por doquier, para aprovechar sus excelentes maderas. Por esta razón, cada vez hay que viajar más lejos en los Andes para encontrar comunidades completas de grandes aves frugívoras. Sorprendentemente, la pava andina ha logrado sobrevivir en parches pequeños de bosque, donde otros frugívoros ya se han extinguido. Es posible que esta supervivencia se deba a la dieta variada que tienen las pavas, la cual también incluye muchos frutos pequeños, así como brotes tiernos y flores de diversas plantas.

Conservación
Image
Fotografía - J- Rosenthal - 2008

En muchas regiones, la pava andina es perseguida como ave de caza, lo que la ha vuelto tímida y escasa e incluso ha llegado a extinguirla por completo. En los cerros alrededor de la Sabana de Bogotá, la cacería y la deforestación casi acabaron con las pavas, las cuales eran ya muy escasas en los años 80 del siglo XX. Sin embargo, cuando se las protege y no se las persigue, las pavas pueden sobrevivir en pequeñas reservas de bosque y se habitúan fácilmente a la presencia humana, llegando a volverse muy mansas. Aparentemente, el aumento de la conciencia ambiental, la reducción en la cacería y la protección cada vez mayor que se da a los restos de vegetación nativa, están ahora favoreciendo la recuperación de algunas poblaciones de pavas andinas en los alrededores de Bogotá. Gracias a esto, ahora es relativamente fácil ver pavas en las zonas de reserva y algunos conjuntos residenciales en los Cerros Orientales.
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América