InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Chucha, runcho - Didelphis pernigra Imprimir E-Mail
Un marsupial con aspecto de rata
Image
D. albiventris, especie afín a D. pernigra - Imagen: T. Prado, 2007

Este animal, también conocido en algunas regiones del país con el nombre de "fara", tiene una apariencia notablemente parecida a la de una rata de dimensiones extraordinarias (mide hasta 80 cm de longitud incluyendo la cola y puede pesar entre 1 y 2 kg). Sin embargo, la chucha no está emparentada con los roedores; más bien, es un representante suramericano del grupo de los marsupiales, el cual incluye animales tan conocidos como los canguros y el koala. Al igual que estos animales australianos, la chucha da a luz crías extremadamente subdesarrolladas (que parecen fetos), las cuales completan su desarrollo en el interior de una bolsa marsupial que el animal tiene en su vientre.

Omnívora y adaptable
La chucha es uno de los mamíferos más versátiles y adaptables de los Andes colombianos, cualidades que le han permitido sobrevivir en sitios muy poblados y transformados por los seres humanos, donde otros mamíferos de tamaño mediano se han extinguido. La chucha puede vivir en bosques poco intervenidos, al igual que en matorrales, sitios cultivados y jardines. Se sabe de algunas chuchas que habitan en parques dentro de la zona urbana de Bogotá, donde son prácticamente los únicos mamíferos nativos de tamaño mediano que subsisten hasta el día de hoy. Una de las cualidades que ha ayudado a la supervivencia de la chucha es la poca especialización que tiene en su dieta. La chucha consume con igual gusto frutos, insectos y pequeños animales. Cerca de las habitaciones humanas hace incursiones a los gallineros. También aprovecha los desperdicios comestibles que encuentra en los basureros. De modo que, al igual que las ratas, las chuchas pueden ser consideradas animales adaptables y exitosos.

Reproducción y crecimiento
La chucha es un animal prolífico: en una sola camada, la hembra puede dar a luz un promedio de 4 crías. Como se mencionó antes, las crías recién nacidas de la chucha completan su desarrollo en la bolsa marsupial. Alimentadas con la leche de la madre, éstas pronto crecen y la bolsa les queda estrecha. Entonces las crías salen y continúan tomando leche desde afuera durante algunas semanas, hasta que son lo suficientemente grandes para buscar su propio alimento.
 
Ficha técnica
 
CLASIFICACIÓN Y NOMBRES
Familia: Didelphidae
Nombre científico: Didelphis pernigra J.A. Allen, 1900
Otros nombres comunes: Fara, zarigüeya
 
HÁBITAT
Bosques y matorrales nativos, zonas semiabiertas con árboles dispersos, zonas agrícolas, pantanos, parques y jardines urbanos.
 
DIETA
Omnívora. Entre otros alimentos, consume los siguientes:
•    Frutos
•    Insectos y otros invertebrados
•    Polluelos de ave y otros vertebrados pequeños
•    Desperdicios de comida
•    Agua azucarada tomada de comederos para colibríes
 
REPRODUCCIÓN
Probablemente la hembra construye un nido de hojas en un árbol o madriguera para dar a luz. El número promedio de crías de una camada está alrededor de 4.
 
DISTRIBUCIÓN
Andes desde Venezuela hasta Bolivia. En Colombia ha sido hallada en las tres cordilleras andinas, entre 2000 y 3900 metros sobre el nivel del mar.
 
ESTADO DE CONSERVACIÓN
LC (Preocupación menor) - La especie no está amenazada.
 
ENLACES CON INFORMACIÓN SOBRE ESTA ESPECIE
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América