InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Inicio arrow COLOMBIA NATURAL arrow Biodiversidad arrow Fauna arrow Mamíferos de Bogotá y sus alrededores arrow Venado de cola blanca - Odocoileus virginianus
Venado de cola blanca - Odocoileus virginianus Imprimir E-Mail
Sitios despejados
Image
Clinton & Charles Robertson - 2007

En Colombia este venado es un habitante de los páramos, sabanas, zonas con matorrales, orillas del bosque y otros lugares con vegetación semiabierta. En cambio, está ausente del interior de los húmedos y espesos bosques que cubren las llanuras y las faldas de las montañas del país. Su tamaño relativamente grande (mide unos 95 cm de alzada a la cruz) y la cornamenta ramificada de los machos, que se puede enredar fácilmente entre la vegetación densa, son adaptaciones propias de un animal acostumbrado a vivir en sitos relativamente despejados.

Ramas, pastos y otros alimentos
El venado de cola blanca se mueve solo o en pequeños grupos. Los animales se desplazan lentamente por su territorio, jalando, quebrando y masticando las hojas y ramas de sus arbustos favoritos. También pastan las hierbas que crecen el el suelo. En ciertas temporadas los venados también pueden incluir en su dieta flores y frutos que han caido en abundancia al piso.

Venados en la Sabana de Bogotá
Los hallazgos arqueológicos, las crónicas de la Colonia y algunos documentos históricos más recientes confirman cómo los venados eran comunes en la Sabana de Bogotá y cómo estos animales eran muy perseguidos por los cazadores. La progresiva transformación de la "maleza" de la Sabana (es decir, de los matorrales y bosques bajos nativos de la región) en zonas agrícolas, ganaderas y urbanas fue reduciendo cada vez más el hábitat adecuado para los venados. A comienzos del siglo XX, los venados ya eran escasos en la región y estaban limitados sobre todo a la Hacienda Canoas, en Soacha. El último venado de la Sabana de Bogotá fue cazado en esta misma hacienda durante los desórdenes violentos del "Bogotazo", en 1948. Ahora, los únicos venados que sobreviven en la región alrededor de Bogotá se encuentran en los páramos de las altas montañas. Uno de los sitios donde estos animales son más frecuentes y fáciles de ver es en el Parque Nacional Chingaza, donde, debido a la protección que se les brinda a los animales, estos se han vuelto mansos y confiados.
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América