InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Los Gatos Salvajes de Colombia Imprimir E-Mail
¿Sabías que los jaguares son “extranjeros” y que en Colombia había leones?

Un inmigrante del norte: el jaguar
Actualmente, el carnívoro más poderoso de Colombia es el jaguar (Panthera onca), también conocido como “tigre”. Su silueta robusta y pelaje manchado lo hacen inconfundible en las selvas donde habita. Lo que pocos saben es que este animal no es originario de las regiones tropicales, sino que su origen se remonta al Viejo Mundo. Uno de sus parientes más cercanos, ya extinguido, es el conocido como “jaguar europeo” (Panthera (onca) gombaszoegensis), que vivió desde hace 1.8 millones de años y que se supone que era un animal de costumbres y apariencia similares al jaguar actual, aunque de mayor tamaño. Los antepasados de los jaguares entraron a Norteamérica a través del estrecho de Bering cuando este no estaba cubierto por el mar y fueron desplazándose al sur y conquistando todo el continente americano, hasta Uruguay y Argentina. Los jaguares se han extinguido ya de Europa, Asia y Norteamérica, posiblemente, al menos en parte, debido a la influencia humana. Sólo quedan en Centro y Suramérica, cada vez más reducidos por la cacería y la destrucción de su hábitat. ¡Es nuestra responsabilidad cuidar de los que quedan para que no corran la misma suerte de sus parientes del norte!


El más adaptable de los gatos
Se lo encuentra en montañas y planicies. En selvas lluviosas y en desiertos. En climas nevados y en cálidas regiones tropicales. Estamos hablando del puma (Puma concolor), uno de los animales de mayor distribución en América. Este felino, parecido a una leona, pero más pequeño, es igual de ecléctico es la elección de sus presas que en la de su hábitat: venados, saínos, conejos, roedores, aves, animales grandes y pequeños, todos son consumidos por el puma. Sin embargo, su alimento favorito en casi toda su área de distribución parecen ser los venados (y, en el sur las vicuñas y guanacos). El puma es un animal muy furtivo y difícil de observar, y es muy poco lo que se sabe de su estado actual en Colombia. Reportes dispersos parecen indicar que aún se encuentra presente en sitios relativamente cercanos a Bogotá, especialmente en la vertiente oriental de la Cordillera Oriental.
 
Los pequeños gatos
Los tigrillos (Leopardus) parecen miniaturas del jaguar debido a su pelaje amarillento con manchas oscuras. En Colombia se encuentran tres especies de este grupo de gatos salvajes, dos de ellas en selvas de climas cálidos y templados y una en los bosques de montaña y páramos andinos.


El gato de aspecto más curioso del país es es yaguarondi o gato pardo (Herpailurus yaguarondi), de proporciones parecidas a una nutria o comadreja, con patas relativamente cortas y cuello largo. El pelaje de este gato es de color café oscuro o rojizo uniforme. El yaguarondi habita en todos los climas del país, hasta los páramos, y, como todos los otros pequeños gatos, se alimenta sobre todo de roedores y aves. Una de las especies de gatos más interesantes de Colombia es el colocolo (Oncifelis colocolo), que se sospecha habita en el sur del país (Nariño, Cauca), pero del cual hasta ahora no hay ningún registro confirmado.

Leones y dientes de sable
Los pequeños gatos, el puma y el jaguar no son los únicos felinos que han habitado en Colombia. Y hasta hace poco tiempo, el jaguar no era el carnívoro más poderoso de Suramérica, pues animales de mayor tamaño rondaban por el continente. Aunque parezca difícil de creer, hasta hace tan sólo 10 a 15 mil años los leones (Panthera leo atrox) llegaban, por Norteamérica y Suramérica hasta Perú. Eran tiempos donde debieron observarse aquí escenas de estilo africano, con mastodontes parecidos a elefantes, toxodontes como hipopótamos y manadas de caballos y camélidos salvajes, junto con animales que aún sobreviven como sainos, venados y dantas. Toda esta abundancia de presas favorecía la presencia de grandes carnívoros, que debieron extinguirse cuando sus presas desaparecieron, por causas aún no bien determinadas. Otra especie, ya extinta, que posiblemente habitó en suelo colombiano es el famoso tigre dientes de sable (Smilodon), del cual, hasta hace unos 10 mil años, aún sobrevivían representantes en Norteamérica y en el sur de Suramérica. Este animal se caracterizaba por sus formidables colmillos como dagas que sobresalían a cada lado de la boca.


Imagen: Copyright Thomas McNish 

 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América