InicioFotosContáctenosLoginEnglish
SOBRE OpEPAEDUCACIÓNCURSOSPARTICIPANIÑOSCOLOMBIA NATURAL
Las Mariposas del Chusque Imprimir E-Mail
¿Sabías que hay mariposas que andan con sólo 4 patas, como un mamífero, en lugar de con 6 como los demás insectos? ¿Y que muchas de estas mariposas no visitan ni una flor ni toman néctar en toda su vida?

Un grupo muy importante de estas mariposas son los Satirinos, muy comunes y diversificados en las elevadas cordilleras colombianas. En climas fríos y paramunos del país, la fauna de Satirinos puede representar más de la mitad de especies de mariposas diurnas que habitan en estas regiones. Estas mariposas se encuentran casi todas asociadas al chusque o bambú de montaña, único alimento que comen sus orugas. Aquí encontrarás algunos datos curiosos sobre los Satirinos

Alas que absorben calor
Muchas personas notan que en clima frío las mariposas son, por regla general, más pequeñas y menos coloridas que en climas calientes. Cuando se anda por un camino de herradura o un sendero junto a un matorral de montaña, vemos volando muchas mariposas de un sencillo color negro o café oscuro. Casi todas estas son Satirinos. Las alas oscuras son una adaptación que les ayuda a absorber con mayor facilidad el escaso calor que pueden encontrar en su hábitat de montaña y nubes. En efecto, si vamos vestidos de negro o dejamos abandonado al sol un objeto de color negro, podemos apreciar cómo este color absorbe calor con mucha rapidez. Esta facultad de absorción es de vital importancia para las mariposas que viven en los páramos, donde la temperatura suele estar apenas unos pocos grados por encima de cero.

De todas formas, para que no se las tilde completamente de aburridas, hay que decir que las alas de los Satirinos no son uniformes: suelen estar adornadas con variadas manchas rojizas o blancas, además de pequeños círculos parecidos a ojos (ocelos) en su cara inferior.

Una dieta sin flores
Un rasgo curioso de los Satirinos es que, en contra de lo que normalmente esperaríamos de una mariposa, casi nunca los observamos visitando flores. En lugar de esto, estas mariposas son muy aficionadas a chupar minerales en el piso, sobre suelo húmedo y sobre estiércol. Esto no es algo raro. De hecho, una gran parte de las mariposas neotropicales, incluyendo las espectaculares y conocidas Morfos azules, tienen dietas parecidas, basadas en frutos fermentados, excrementos animales y minerales que sacan de suelos húmedos. Es decir, una vida sin una gota de néctar.

 

Las lentas orugas
Las orugas de los Satirinos son difíciles de encontrar, pues son de actividad nocturna y durante el día se esconden muy bien entre el follaje del chusque. Si se sale de noche, es posible notar sus andares lentos y ver cómo se alimentan. Una dieta a base de secas y fibrosas hojas de chusque (con un alto contenido de sílice, difícil de digerir) no es muy nutritiva. Por esto, no sólo los movimientos de las orugas son despaciosos. También lo es su ritmo de crecimiento. De hecho, entre los estudiosos de mariposas, las orugas de los Satirinos son famosas por la lentitud con que ocurre su desarrollo desde huevo hasta adulto. Un pequeño Satirino puede tardar casi el doble de tiempo en desarrollarse que muchas mariposas de tamaño equivalente de otras familias.

La “oveja azul” de la familia
Como en todo, en la familia de los Satirinos también hay excepciones. Aunque, como dijimos, en estos predominan los tonos oscuros, hay otras que son más coloridas, con brillantes azules y anaranjados. En climas calientes también hay especies que tienen las alas casi completamente transparentes. Uno de los Satirinos más hermosos, habitante de los matorrales andinos, es la Lymanopoda samius. Esta pequeña mariposa reluce en días soleados con sus alas de color azul metálico. Cuando hay más de una, se persiguen velozmente en el aire, ofreciendo un espectáculo con el telón de fondo del chuscal.
 

Image

Image

Image

Image

Image

Image

Image 

 
 
© 2017 OpEPA · Calle 70 A # 13-18 · Teléfono +57 (1) 235 7577 · Bogotá D.C. · Colombia · Sur América