Filosofía Educativa
El equipo de trabajo de OpEPA está interesado en generar experiencias positivas de aprendizaje para niños y jóvenes.  Buscamos a través de nuestros programas que las personas aprendan de la tierra y de sí mismos, conviviendo en una comunidad de aprendizaje por intermedio de experiencias y del contacto con la naturaleza. Los conocimientos construidos se convierten en herramientas que sirven durante el día a día por el resto de la vida.

La educación basada en la experiencia trabaja procesos en donde los estudiantes tienen una experiencia personal al aire libre, desglosan y entienden la experiencia y luego logran extrapolarla a su realidad local. Estas experiencias, ligadas con una conexión al ambiente que los rodea, permiten un mayor entendimiento del entorno y del papel de cada individuo como habitante de este sistema.

Buscamos que nuestros programas le lleguen al intelecto y al corazón de nuestros estudiantes. Nos enfocamos en procesos académicos establecidos específicamente para cada nivel. Adicionalmente trabajamos destrezas al aire libre y desarrollo individual y grupal. Nos interesa que se genere una conexión entre el estudiante y la naturaleza para fomentar la responsabilidad individual y generar cambios positivos en nuestra relación con el ambiente.
 


Por último, nos interesa que los estudiantes puedan llevar su experiencia y transferirla a su vida cotidiana, vista a través de las interacciones con otras personas y con la Tierra. Invitamos a nuestros estudiantes a que también se vuelvan activos en programas ambientales y que cada uno haga su contribución a reducir el impacto sobre la Tierra. Algunos estudiantes inclusive se convierten en gestores de cambio participando en programas como Ecoclubes y Niños Líderes Ambientales donde trabajan en proyectos ambientales de su localidad, colegio o entorno directo.