Macle - Escallonia pendula
El árbol perfumado
Image

A menudo, es más fácil oler un árbol de macle que encontrarlo con la mirada. Un dulce perfume invade el aire varios metros alrededor de cada árbol de esta especie. Cuando lo encontramos, podemos apreciar las características del árbol, con su corteza rugosa y sus hojas largas y bastante grandes, las cuales forman un follaje brillante.

Mangles y macles
El nombre de macle ha dado origen a toda una confusión. A menudo este nombre ha sido cambiado o confundido por “mangle”, que es el nombre de algunas especies de árboles que forman bosques en la zona de contacto entre la tierra firme y el mar. Y ha llevado a algunas personas a creer que hay un mangle en tierra fría. La verdad es que el macle no crece cerca al mar, ni está relacionado con las diferentes especies de verdaderos mangles. Más bien, es un pariente cercano de los tíbares y rodamontes, árboles propios de las elevadas cordilleras.

Inflorescencias péndulas
Las flores del macle son verdosas y vienen organizadas en espigas, muy distintivas por ser largas y colgantes. De estas espigas se origina la palabra pendula que tiene en su nombre científico. Estas flores son visitadas por insectos. Los frutos secos son muy pequeños (menos de 5 mm de diámetro) y contienen varias diminutas semillas en su interior.
 
Ficha técnica
 
CLASIFICACIÓN Y NOMBRES
Familia: Escalloniaceae
Nombre científico: Escallonia pendula (Ruiz & Pav.) Pers.

DIMENSIONES
Altura máxima reportada: 20 m
Diámetro máximo del tronco a la altura del pecho: 40 cm
 
DISTRIBUCIÓN
Venezuela hasta Perú. En Colombia presente en la Sierra Nevada de Santa Marta y en la cordillera Oriental, entre 1500 y 3100 m.

ESTADO DE CONSERVACIÓN
No se la considera una especie amenazada.

USOS
•    Con la madera se elaboran mangos para herramientas.
•    La madera se usa como leña.
•    Especie ornamental, apropiada para parques y jardines.